Un hombre entra a un restaurante y se escucha esta conversación:

  • ¿Tiene algún plato con carne de cerdo?
  • Solo tenemos carne de lata
  • uhmm bueno no importa ¿de qué clase tienen?
  • de “latas de las que colen pol los lincones”